Pastel de Puerros

El pastel de puerros es un entrante caliente que igual sirve para un menú entre semana o para cuando se tiene invitados. Tiene una textura suave y se puede acompañar con una pequeña ensalada de lechugas.

Se puede hornear al mismo tiempo sin problemas junto a otro plato tipo pescado, pollo o carne y así se aprovecha la capacidad del horno, el tiempo y el consumo eléctrico.

Ingredientes :

  • 3 Puerros grandes

  • 4 Huevos tamaño L

  • 200 g de nata ligera para cocinar (crema de leche baja en grasa)

  • 100 g de queso rallado tipo Gouda o similar

  • 100 g de leche entera

  • Salsa de tomate de bote para decorar (opcional)

  • 40g de aceite de oliva virgen

  • Sal y pimienta blanca al gusto

  • Cebollino y rúcula para decorar

Preparación :

1- Precalentamos el horno a 180 grados. Lavamos los puerros y cortamos en rodajas la parte blanca desechando lo verde.

2- En una sartén ponemos a saltear los puerros cortados con el aceite de oliva hasta que estén transparentes.

3-  Una vez estén hechos, pasamos los puerros al vaso de la licuadora y agregamos los huevos, la nata ligera para cocinar (crema de leche baja en grasa), la leche y salpimentamos. Licuamos hasta tener una crema espesa con todos los ingredientes.

4- Engrasamos un molde para horno y colocamos una parte del queso rallado en el fondo. Añadimos el contenido que tenemos en el vaso de la licuadora y agregamos la otra parte del queso rallado por encima de nuestro preparado.

5- Llevamos al horno por unos 45 minutos aproximadamente colocando el programa de ventilador si lo tiene, sino con calor arriba y abajo. Sabremos que está echo cuando introduscamos un palillo y éste salga limpio.

6- Dejamos enfriar y procedemos a emplatar.

Notas

-Con las medidas de ésta receta da para unas 8 o 10 porciones en un molde para horno de 25cms de ancho por 10cms de alto y 10cms de profundidad.

-Para emplatarlo suelo poner dos porciones juntas y para decorarlo recurro a  tirás de cebollino que coloco a manera de rejilla. Luego le pongo un poco de salsa de tomate en el centro para darle contraste. A un lado le pongo unas hojas de rúcula o lechuga.

-Se puede cambiar la nata o crema de leche por leche evaporada.

-Personalmente me gusta comer el pastel de puerros caliente, lo encuentro más suave, casi como un paté pero hay quien lo prefiere frío.

Related Posts

Remolacha y zanahoria 15 enero, 2019
Crema de Calabaza 13 marzo, 2019
Berenjenas rellenas de carne 19 abril, 2019
Ensalada de diario 9 enero, 2019