Pastel de Puerros

El pastel de puerros es un entrante caliente que igual sirve para un menú entre semana o para cuando se tiene invitados. Tiene una textura suave y se puede acompañar con una pequeña ensalada de lechugas.

Se puede hornear al mismo tiempo sin problemas junto a otro plato tipo pescado, pollo o carne y así se aprovecha la capacidad del horno, el tiempo y el consumo eléctrico.

Ingredientes :

  • 3 Puerros grandes

  • 4 Huevos tamaño L

  • 200 g de nata ligera para cocinar (crema de leche baja en grasa)

  • 100 g de queso rallado tipo Gouda o similar

  • 100 g de leche entera

  • Salsa de tomate de bote para decorar (opcional)

  • 40g de aceite de oliva virgen

  • Sal y pimienta blanca al gusto

  • Cebollino y rúcula para decorar

Preparación :

1- Precalentamos el horno a 180 grados. Lavamos los puerros y cortamos en rodajas la parte blanca desechando lo verde.

2- En una sartén ponemos a saltear los puerros cortados con el aceite de oliva hasta que estén transparentes.

3-  Una vez estén hechos, pasamos los puerros al vaso de la licuadora y agregamos los huevos, la nata ligera para cocinar (crema de leche baja en grasa), la leche y salpimentamos. Licuamos hasta tener una crema espesa con todos los ingredientes.

4- Engrasamos un molde para horno y colocamos una parte del queso rallado en el fondo. Añadimos el contenido que tenemos en el vaso de la licuadora y agregamos la otra parte del queso rallado por encima de nuestro preparado.

5- Llevamos al horno por unos 45 minutos aproximadamente colocando el programa de ventilador si lo tiene, sino con calor arriba y abajo. Sabremos que está echo cuando introduscamos un palillo y éste salga limpio.

6- Dejamos enfriar y procedemos a emplatar.

Notas

-Con las medidas de ésta receta da para unas 8 o 10 porciones en un molde para horno de 25cms de ancho por 10cms de alto y 10cms de profundidad.

-Para emplatarlo suelo poner dos porciones juntas y para decorarlo recurro a  tirás de cebollino que coloco a manera de rejilla. Luego le pongo un poco de salsa de tomate en el centro para darle contraste. A un lado le pongo unas hojas de rúcula o lechuga.

-Se puede cambiar la nata o crema de leche por leche evaporada.

-Personalmente me gusta comer el pastel de puerros caliente, lo encuentro más suave, casi como un paté pero hay quien lo prefiere frío.

Related Posts

Crema de Calabaza 13 marzo, 2019
Remolacha y zanahoria 15 enero, 2019
Ensalada de diario 9 enero, 2019
Bimi con queso 25 febrero, 2019